Hacer labores de ganchillo

Advertisement

Desde tiempos remotos, hacer labores de ganchillo forma parte de los trabajos de tejido. El verdadero origen de esta técnica no ha podido hallarse, debido a la escasez de ejemplos de la misma que se conservan. Pero sí puede establecerse el siglo XIX, como el punto de partida de la etapa moderna del ganchillo.

Advertisement

Advertisement

Laslabores de ganchilloo crochet han sido parte de los trabajos detejidodesde la antigüedad, aunque no puede fecharse exactamente su comienzo. La etapa moderna del ganchillo se origina según los expertos en el siglo XIX , donde es citado como shepherds’s knitting en el libro: “The Memoirs of a Highland Lady” de Elizabeth Grant (1812).

La revista alemana Penélopé publicó los primeros patrones de ganchillo en 1824.

Hay autores que especulan sobre orígenes remotos del ganchillo, situándolo en Arabia, China o Sudamérica, según las distintas versiones. Se supone que en los comienzos, en lugar de utilizar la aguja de ganchillo, se empleaba el dedo para realizar el tejido.

Advertisement

El ganchillo tuvo su auge y se convirtió en una industria en desarrollo, sobre todo en Irlanda y el norte de Francia, donde las mujeres y niños, se encargaban de realizar estos trabajos, y de este modo conseguían dinero extra para las familias.

Estos productos eran adquiridos por la clase media, que debía conformarse con esta técnica como una imitación de lastécnicascostosas de los encajes. Fue la reina Victoria quien desmitificó al ganchillo, adquiriendo encajes producidos con esta técnica en Irlanda, e incluso aprendió a tejer ganchillo.

El ganchillo se utiliza para producir encajes de bolillos y filtiré, muy populares en la actualidad.

Tejido con labores de ganchillo:

El ganchillo es una técnica de tejido con hilados, donde se emplea una sola aguja, corta y con un gancho en la punta, de allí su nombre: aguja de ganchillo.

Advertisement

Las agujas para laslabores de ganchillopueden ser de distintos materiales, metal (acero, aluminio),madera, o plástico. También se presentan en distintas medidas, según el grosor del hilado que se va a trabajar.

Las agujas de acero son más apropiadas para tejer con hilos finos de algodón o de perlé. Las de aluminio sirven para hilados gruesos, y las de plástico pueden usarse con lanas de grosor mediano. Encontramos agujas artesanales o de producción industrial.

La técnica consiste en realizar un lazo y pasarlo por encima de otro. Se trabaja con un solo lazo por vez. Pueden lograrse con el ganchillo, trabajos variados como puntillas, centros de mesa, prendas de vestir, cortinados, cubre camas, etc.

El ganchillo se sostiene entre el índice y el pulgar de la mano derecha, apoyando el pulgar en la parte plana de la aguja. El hilo se coloca sobre el índice de la mano izquierda y se guía con el anular y el meñique, doblados.

El primer punto de ganchillo se realiza en torno a una lazada sobre el dedo índice de la mano izquierda, formando una especie de nudo corredizo. El ganchillo se introduce desde adelante hacia atrás.

Cuando tenemos el primer punto, se engancha el hilo que sostiene la mano izquierda con la aguja, y se retira a través del anillo, por encima del ganchillo, sacando de este modo un nuevo lazo.

Para rematar la labor, se deja el último lazo y se pasa por su interior el hilo, formando un nudo fijo.

Video

Advertisement


Share

Related Contents

Advertisement

More